Sunday, May 29, 2005

¿QUE ES UN ATEO INNATO?

 
           Un ateo innato es aquella persona cuyas características de Curiosidad, Inteligencia y Valor le permiten vivir su vida plenamente sin la necesidad de recurrir a seres imaginarios todo-poderosos.

             Los seres imaginarios son cualquier ente creado por la imaginación de uno mismo o de otros y son conocidos como dioses, duendes, elfos, demonios, chupacabras, superhéroes, gnomos, trasmigrantes etc. etc. etc. Un distingo de los seres imaginarios es que son capaces de hacer proezas que desafían el conocimiento humano y las leyes de la ciencia.

             Existe una creencia generalizada de que lo que es innato es genético y lo que es genético es inevitable. Las características de Curiosidad, Inteligencia y Valor son innatas en el mismo sentido en que el ser humano nace con toda la “infraestructura” física e intelectual para hablar y que en el transcurso de unos cuantos años puede aprender uno o varios lenguajes dependiendo de la cultura en donde crezca, de la misma manera, nacemos con la Curiosidad, Inteligencia y Valor y las podemos desarrollar a su máximo o reprimir e inhibirlas a su mínima expresión, dependiendo de la cultura en donde crezca.

             El ser ateo innato no implica necesariamente genialidad o valentía, sino que simplemente es una persona que puede vivir la vida plenamente, sin la necesidad del apoyo de seres imaginarios todo-poderosos; que puede reconocer y soportar que está en este mundo por el azar y sin ningún propósito especial determinado por alguien que no sea él mismo; que su vida esta determinada exclusivamente por sus propias fortalezas y debilidades, por el medio ambiente y el azar.

             El escéptico solo se atreve a no creer en los seres imaginarios, el agnóstico solo se atreve a decir que su conocimiento es muy limitado para comprender a los seres imaginarios, pero ambos dejan la puerta abierta para admitir la posibilidad de que los seres imaginarios existan físicamente. Solo el ateo innato tiene la capacidad para rechazar categóricamente la existencia física de los seres imaginarios.

             La soledad del ateo innato es profunda y terriblemente comprometedora, y no me refiero a que no tenga familiares y amigos sino a la soledad de su SER. La sol-edad es la edad del sol del ateo innato, en sus profundidades se develan verdades que solo él es capaz de soportar.

             Su realidad es implacable, contundente y demoledora, ya que no existe el consuelo ficticio de una oportunidad adicional después de morir.

             Sus propósitos implican una responsabilidad ineludible y que si no los cumple no puede aceptar que fueron por los designios de los seres imaginarios.

             El refugio o bunker del ateo innato(sistema nervioso) debe ser formidablemente resistente y compacto, de tal forma que pueda soportar y superar su soledad, su realidad y las consecuencias de sus propósitos, durante todas las crisis de su vida. Cualquier persona puede decir que es ateo innato, pero solo los ateos innatos son los únicos que pueden serlo.

Sunday, May 22, 2005

ESTRUCTURA PSICOLOGICA.

La comunidad científica está generalmente de acuerdo en que el fenotipo del ser humano, está determinado física e intelectualmente por la Dotación Genética (Genotipo) , es decir la información contenida en su ADN y el Medio Ambiente, esto es la temperatura, humedad, salinidad etc. en el que se produce y desarrolla la vida. De esta manera podemos decir que el ser humano con todas sus características innatas y adquiridas se mueve entre los limites que le marcan su dotación genética y su medio ambiente.
Aun cuando continuamente se están produciendo mutaciones en forma aleatoria, dichas mutaciones quedan condicionadas a que su medio ambiente les sea favorable para su supervivencia, desarrollo y/o reproducción.
Por otra parte la estructura psicológica de una persona se puede describir imaginando a una cadena con cuatro eslabones: Los principios, los valores, las actitudes y las conductas. Todos estos eslabones enmarcados por la Dotación Genética y el Medio Ambiente(Ver Figura.)


Cadena Psicologica Posted by Hello
El primer eslabón y más importante de todos son LOS PRINCIPIOS y estos son establecidos en un individuo en función de la búsqueda del placer, el deber o la perfección, pero para ello debe definir una autoridad suprema. Si una persona considera que la autoridad suprema que rige su vida es una deidad entonces sus principios se sujetaran a la obediencia de los mandamientos divinos escritos en los textos sagrados, este es el caso de los creyentes. Por otra parte si una persona considera que es la razón la autoridad suprema, entonces su vida estará determinada por un pensamiento racional y lógico, este es el caso de los ateos.

La comunión y unidad del ateismo descansa en sus principios. No ocurre lo mismo con los creyentes, cuya diversidad de dioses y religiones los separan desde sus principios.

Una vez determinado los principios, cada individuo le asigna VALORES a cada idea o concepto con el que tiene contacto, de esta manera se crean valores sociales, económicos, familiares, religiosos, etc. Dado que el ateo carece de principios religiosos, su dispersión es menor y se concentra en conceptos o ideas fundamentalmente humanas, es decir individuo, familia, sociedad, humanidad.
El tercer eslabón son LAS ACTITUDES es decir la predisposición a responder de una manera mas o menos emocional a ciertos objetos o ideas. Las actitudes son aprendidas de acuerdo con la sociedad en donde se desarrolla el individuo. Debido a la soledad(sin dioses) en la que el ateo debe vivir y la carencia de rituales religiosos, las actitudes predominantes del ateo tienden mas hacia el trabajo, la educación, la familia y la reflexión.
Finalmente, el cuarto y ultimo eslabón de la estructura psicológica son LAS CONDUCTAS, es decir los actos o acciones de una persona, que pueden ser observados, registrados y estudiados. Las conductas mas sobresalientes del ateismo se muestran en las sociedades democráticas y entre las mas destacadas son la separación de Estado-Iglesia, educación laica, derechos humanos, etc.
¿Por que sociedades democráticas? Porque el ateo se manifiesta y desarrolla mejor en las sociedades abiertas, ya que las sociedades discriminatorias y represivas lo intimidan por ser el ateismo una minoría. El creyentismo es la fuerza dominante de las masas y estas no toleran y ven con desconfianza al ateo a quien lo consideran una amenaza a sus creencias, por esa razón el ateo tiene poco o ningún futuro en el mundo de la política. Solo en las democracias en donde existe libertad de expresión y se debate con la ley y la razón el ateo ha podido y puede influir en la evolución de la sociedad.

EL RINCON DE LOS SILENCIOS ENSORDECEDORES.


En este lugar se reunen frecuentemente tres personajes muy importantes: La Soledad, Mi y Yo. Generalmente terminan riñendo, pero siempre regresan dispuestos a la reconciliación.

Aqui se incuban o se le dan forma a la mayoria de mis ideas y como se producen fuertes discusiones entre La Soledad, Mi y Yo sus resultados son de dudosa procedencia.
Saludos Cordiales.

Tuesday, May 17, 2005

TEORIA PSICOGENETICA DEL ATEISMO.

          El ateismo no es una posición sino una consecuencia, una implicación particular y necesaria en el crecimiento de ciertas personas.

          Hay 4 factores que intervienen en el desarrollo intelectual del ser humano como individuo, el carácter innato de las estructuras del sistema nervioso, la experiencia física, la transmisión social y las leyes probabilistas de equilibrio.

          De acuerdo con la Teoría del Desarrollo Intelectual de Jean Piaget, el ser humano es un conjunto de estructuras que se van construyendo o superponiendo en etapas y la etapa anterior le sirve como base o soporte para la etapa posterior, hasta llegar a un estado de equilibrio que le llamamos adulto.

          Si a la etapa Adulto le llamamos A, entonces existe una etapa anterior llamada A-1(a menos uno), y antes de A-1 existe otra llamada A-2(a menos dos) y así sucesivamente hasta el infinito. De esta manera es muy difícil hablar del origen sino solo del génesis, esto es, hablar solo de lo que sucede de una etapa a la otra.

          Cada etapa tiene características específicas de comportamiento que pueden y de hecho son y han sido comprobadas experimentalmente. Estas etapas son:

            Del nacimiento al año y medio o dos (Etapa sensorio motor), se puede considerar la etapa de los reflejos o montajes hereditarios, así como de las primeras tendencias instintivas (nutrición) y de las primeras emociones, de la inteligencia sensorio-motriz o practica (anterior al lenguaje).

            De los 2 a los 7-8 años (Etapa preoperacional), empieza el pensamiento acompañado del lenguaje, el juego simbólico, la imitación diferida, la imagen mental y demás formas de la función simbólica. Aparecen los sentimientos interindividuales espontáneos y de las relaciones sociales de sumisión al adulto.

            De los 8 a los 11-12 años (Etapa Operacional Concreta), es la etapa de las operaciones intelectuales concretas (aparece la lógica), y de los sentimientos morales y sociales de cooperación.

            De los 12 a los 14-15 años (Etapa Operacional Formal), es la etapa de las operaciones intelectuales abstractas, de la formación de la personalidad y de la inserción afectiva e intelectual en la sociedad de los adultos.

          De este desarrollo infantil de Jean Piaget se puede apreciar el parteaguas intelectual, que es aproximadamente a los 12 años de edad. Un niño menor de 12 años no tiene todavía la capacidad de entender los conceptos abstractos tales como dios, infinito, amor, etc. por lo que su comportamiento es de imitación y sumisión a los adultos. Un niño mayor de 12 años es cuando empieza, no a cuestionar sino a afirmar que todos los dioses son seres imaginarios y es a partir de esa edad cuando él empieza a descubrir que es ateo entre otras ideas y conceptos similares.

          En conclusión, el desarrollo intelectual de una persona está en función del desarrollo individual de su sistema nervioso innato, de la experiencia personal, la sociedad y el azar.

           Ahora imagínense el siguiente escenario: Un niño sometido en su tierna infancia por los padres a la experiencia traumática de aceptar un dios abstracto. Una sociedad altamente religiosa y finalmente la muerte y el sufrimiento gobernado por el infame azar.

           Entonces pregunto, ¿Qué tipo de sistema nervioso innato deberá tener una persona para que afirme que no existen físicamente dioses ni seres imaginarios?
Correcto, el sistema nervioso innato de un ateo.

          Al principio de este tema afirmé que el ateismo es una consecuencia, particular y necesaria. Esto es, lo que hace nacer un ateo es su sistema nervioso innato y no el medio ambiente, es decir es ateo por necesidad de su sistema nervioso y no por gusto o imposición del medio ambiente, ya que este sistema nervioso se ha desarrollado para ser ateo y muchas otras cosas más.

Monday, May 16, 2005

Sunday, May 15, 2005

LOS HILOS DE LA VIDA.

Las personas somos como unas marionetas que estamos sostenidos por unos cuantos hilos. La gran diferencia entre las personas es que estos hilos son absolutamente individuales, esto es que un mismo peso puede ser soportado por el hilo de una persona pero no por el hilo de otra.
Estos hilos son propensos a romperse por las “experiencias traumáticas” a las que somos sometidos en nuestra actividad diaria. Las experiencias traumáticas son definidas de acuerdo con nuestras creencias y la capacidad personal de asimilarlas y superarlas, unos las llaman acontecimientos trágicos, otros cosas del destino o designios de Dios, yo las llamo la capacidad de manejar los problemas de la vida, es decir, que cuando estamos frente a un problema que rebasa nuestra capacidad para encontrarle una solución adecuada, entonces este problema se convierte en una experiencia traumática.
A lo largo de nuestra vida, enfrentamos experiencias traumáticas como la pérdida de un ser querido, sufrir un accidente, la bancarrota, el divorcio, quedarse sin empleo, tomar malas decisiones etc. es decir, cualquier situación o cambio involuntario e indeseable en nuestra vida.
En algunas ocasiones, las experiencias traumáticas son acumulativas y se comportan como un vaso con agua que se va llenando lenta y silenciosamente hasta que de pronto se derrama, en otras ocasiones las experiencias traumáticas son súbitas, intempestivas y en algunos casos violentas. En ambas situaciones estas experiencias traumáticas provocan drásticos cambios en nuestro comportamiento.
El ser humano es sostenido por dos finos hilos fundamentales, uno que nos mantiene de pie y el otro que nos hace progresar en el camino. Los dos hilos son importantes y serán tratados en este ensayo, pero el primero es de particular interés porque nos mantiene erectos, es la columna vertebral de nuestras creencias, costumbres y tradiciones, este hilo es único e individual y sin él nos derrumbamos. Dicho hilo está continuamente amenazado por el peso de la desgracia, por la fuerza de la ignorancia, el lastre del temor o la carga de lo inexplicable y en el transcurso de nuestra vida, de alguna u otra forma tales amenazas se cumplen en algún grado, de tal suerte que nuestro hilo fundamental se pone a prueba y se ve debilitado.
Cuando nuestro hilo fundamental se rompe, nuestra vida se derrumba y quedamos bocabajo sobre el piso, solos, incapaces de poder levantarnos por nuestro propio pie y peor aun sin las fuerzas para pedir ayuda. En esta posición y aun con alientos de vida, tenemos todavía la esperanza de que alguien nos vea caídos y esté dispuesto a darnos la mano y ponernos de pie, afortunadamente, si este fuera el caso, hay varios posibles agentes que nos pueden brindar ayuda; la familia, los amigos, la religión, los psicólogos profesionales e instituciones sociales, en ese orden. Cuando la ayuda brindada es efectiva, queda nuestro hilo fundamental firmemente amarrado por un largo tiempo y algunas veces para el resto de nuestros días, al o los agentes de apoyo. Cuando ninguno de estos agentes funciona, solo nos quedan dos salidas: La locura o el suicidio instantáneo o lento(drogas, alcohol, bulimia.)
En conclusión los hilos de la vida son sostenidos y movidos al ritmo de las dos manos más poderosas de este planeta, una de ellas es llamada EMOCION y la otra es llamada la RAZON, obviamente la emoción-razón de cada persona.
Ante este panorama aterrador surgen las siguientes preguntas: ¿Cómo identificar nuestros hilos fundamentales? ¿Cómo poder prevenir que los hilos se rompan? ¿Y cómo probar su resistencia?

IDENTIFICACIÓN.
Existen dos tipos de experiencias traumáticas, las previsibles y las inevitables: Las inevitables son la muerte, la enfermedad y los accidentes, propios o de un ser querido. El resto son previsibles, pero no para uno mismo, aunque generalmente si lo son para nuestro circulo familiar o de amigos, es decir que uno piensa que tal o cual experiencia traumática no le va a suceder a uno, aun cuando nuestro circulo familiar y de amigos nos lo advierte constantemente y eso es obvio ya que por ejemplo si una persona practica algún deporte extremo es indudable que la probabilidad de sufrir un accidente es mucho mayor que si no lo practicara, pero a pesar de tener las probabilidades en contra, este hecho no le impide salir a practicarlo, ya que las contrarresta pensando que lo hace con todo el equipo y precauciones del caso. Encontrar el equilibrio entre la prudencia y la temeridad es casi imposible y solo el resultado lo califica.
Pero la mayoría de las experiencias traumáticas previsibles, se presentan de una manera sutil, casi imperceptibles, ya que forman parte de nuestro comportamiento diario, nuestro comportamiento “normal”
Las experiencias traumáticas inevitables son las mas impactantes y a pesar de su inevitabilidad no estamos preparados para enfrentarlas, estas experiencias son las más importantes ya que producen profundos cambios en nuestra vida y comportamiento.
Determina en forma íntima tus temores más profundos: La muerte propia o de un ser querido, una enfermedad incurable, el fracaso (recuerda que la vida moderna es cada vez más exigente y propicia para el fracaso), la bancarrota, el divorcio, un accidente, etc.
Reflexiona en cada uno de tus temores la reacción que tendrías y la que deberías tener, practica vívidamente(angustia, rabia, impotencia, desahogo, etc.) en la soledad, el comportamiento deber ser, cuando menos una vez al mes uno de ellos, es decir, por ejemplo, imagínate que tu esposa te pide irrevocablemente el divorcio, cual seria tu reacción y como debería terminar tu matrimonio, considerando que todos los afectados deben salir beneficiados de esta experiencia traumática.

PREVENCIÓN.
Promueve una vida familiar de unión y apoyo mutuo.
Establece un circulo de amigos pequeño pero poderoso (recuerda que no solo requerirás apoyo moral, sino también económico, político y social, hazlo como el tener la obligación de pagar un seguro de automóvil y que esperas nunca usarlo)
Maneja conscientemente los mecanismos defensivos para evitar la frustración.
Evita que surjan sentimientos de culpa (auto culpa y culpa proyectada)
Investiga los conocimientos científicos actuales sobre la posible experiencia traumática y racionalízalos.
Mantén el equilibrio de tus pretensiones en la vida y el precio que hay que pagar por ello (tiempo, dinero, esfuerzo, vocación) En una sociedad de consumo, en donde el dinero es sumamente importante para vivir una vida cómoda y menos dolorosa, resulta en una lucha constante para su obtención y un permanente estado de deuda. Las obligaciones pecuniarias son cada vez mayores y el riesgo de no cumplirlas también aumenta, por lo que la probabilidad de una experiencia traumática se incrementa.
Escucha y observa las experiencias similares que han tenido otras personas y que han tenido éxito en la forma como ellos las manejaron, compara sus reacciones con las tuyas propias en tus posibles experiencias traumáticas y analiza la posibilidad de que tu puedas manejar e incluso mejorar tales reacciones es decir anteponiendo la razón, la moderación, el orden y la ley.

Friday, May 13, 2005

LAS CRISIS DE LA VIDA.

Por ahí alguien dijo que las crisis no son crisis mientras estas crisis no sean personales. ¿Pero quien en esta vida no tiene crisis personales?La siguiente gráfica representa la evolución de un ser humano con sus características innatas y su impacto con su medio ambiente(social y cultural).
Se indican las crisis más importantes a las que tenemos que enfrentar a lo largo de nuestra vida y el descubrimiento de nuestra Filiacion Intelectual. Cada una de estas crisis es por decirlo de alguna manera una “prueba de fuego” a nuestra estabilidad emocional.
La manera en la que podamos sortearlas, nos hará descubrir por nosotros mismos, que nuestro comportamiento pertenece a una de las dos categorías, ya sea la de ateos o la de creyentes.La interpretación de la grafica es como sigue: En el eje vertical se representa la línea del ateismo y en el eje horizontal la línea del creyentismo. Las clasificaciones de creyentes y ateos esta en función del factor CIV (Curiosidad, inteligencia y Valor). La línea diagonal verde representa el tiempo o el crecimiento y desarrollo de una persona.

crisis Posted by Hello
Así por ejemplo, nuestra primer e inevitable crisis ocurre en la infancia, en donde todos los seres humanos nos enfrentamos o somos inducidos a un Lenguaje de la Mentira y absorbemos una Cultura de la Vergüenza, pero como reacción a esta crisis (señalada en la grafica como una línea sinuosa) y de acuerdo con nuestras propias características de Curiosidad, Inteligencia y Valor nos descubrimos como un Creyente Débil, esto es una persona con un bajo factor CIV (Curiosidad, Inteligencia y Valor) y además educada en un medio sociocultural en donde los seres imaginarios son su razón de ser, de otra forma se descubre como un Ateo Reprimido, es decir una persona con un factor CIV alto, pero que es educada y sometida por laCultura de la Vergüenza y el Lenguaje de la Mentira. Es muy común que la gran mayoría de los ateos reprimidos o de closet logren superar la Cultura de la Vergüenza y el Lenguaje de la Mentira y en general a todas las crisis de la vida a las que se enfrentan, declarándose abiertamente como ateos fuertes.
Otra ineludible crisis para cualquier ser humano, son las Experiencias Traumáticas como son los accidentes, enfermedades, la muerte y su temor, etc. sobre todo las que nos ocurren en nuestro círculo social más próximo; familia, amigos y nosotros mismos, en este caso, nuestras propias características innatas nos haran descubrir que nos comportarnos como un Creyente Fuerte, es decir, una persona que posee un bajo factor CIV, pero que sobresale en este factor, la característica de Inteligencia, la cual le permite rechazar las religiones y sus representantes, pero no puede evitar creer en la existencia de algún ser imaginario. Los creyentes fuertes son generalmente los creyentes sin religión. Por otra parte y en contraste, se descubre como un Ateo Débil, es decir la persona con un alto factor CIV, pero cuya característica de Valor no es suficiente para rechazar la existencia de seres imaginarios y se comportan en forma insegura y tímida, ejemplo de ateos débiles son los Escépticos y Agnósticos. Los ateos débiles y los creyentes fuertes se encuentran en el limbo entre ateismo y el creyentismo y fácilmente se les puede agrupar en una categoría de SEUDOS. Estos seudo-creyentes y seudo-ateos son los que navegan en los foros de religiosos y de ateos pero con una actitud de contradicción.
Finalmente, nuestra tercer crisis ocurre cuando pretendemos darle sentido y propósito a la vida. O después de echar un vistazo a nuestro pasado y analizamos nuestros logros personales tanto materiales como intelectuales y nos damos cuenta de que merecíamos algo mejor, que nuestra vida debería haber tenido un sentido mejor, es decir caemos en una Crisis Existencial que nos permite descubrir que soy un Creyente Reprimido, esto es una persona con un bajo factor de CIV y que además es educada en un ambiente ateo y por lo tanto le reprimen su necesidad de creer en seres imaginarios, o por el contrario puedo descubrir que soy un Ateo Fuerte, esto es la persona que posee un alto factor CIV y que es educada en un ambiente libre de seres imaginarios.
El orden en que aparecen estas crisis personales no siempre se da en el orden en el que las presenté. Tampoco quiere decir que estos tres tipos de crisis sean las únicas. Además una vivencia o experiencia propia de una crisis no necesariamente produce por si misma la crisis sino que se comportan como la gota que derramó el vaso, es decir es la acumulación de experiencias o vivencias afines a la crisis.
Los ateos y creyentes caminamos por el mismo camino pero en direcciones contrarias y este camino es de un solo sentido, por lo que una persona no puede ser ateo y después ser creyente o viceversa en el transcurso de la vida, sino que simplemente las crisis de la vida nos van reforzando nuestras características innatas de Curiosidad, Inteligencia y Valor hasta llegar a ser ateo o creyente, en forma excluyente y sin alternancia. De esta manera un creyente se puede mover libremente sobre la línea innata del creyentismo y puede cambiar de religión cuantas veces considere necesario e incluso puede prescindir de la religión y convertirse en un creyente sin religión, pero jamás podrá dejar de creer en Dios o algúna otra divinidad, así mismo el ateo también se podrá moverse sobre su línea innata y profundizar su conocimiento o quedarse en la simple negación de dioses.
Las crisis de la vida impactan al ser humano de una manera tal y como lo explica Maria Montesori sobre la educación de los niños, ella le llama una súbita explosión de conocimiento de sí mismos, es decir que las crisis van descubriendo, fortaleciendo y desarrollando su Filiacion Intelectual con la que va a morir, que es la misma con la que nació pero que no lo sabía.