Saturday, October 27, 2012

LA IDENTIDAD PERSONAL.


En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira, todo es según el color, del cristal con que se mira.Santiago Ramón y Cajal, premio Nobel de Medicina.

Pero ¿Qué es ese cristal que permite ver a un mismo objeto de diferente manera? Pues la percepción y esta se considera como el acto de seleccionar, organizar e interpretar nuestras sensaciones, asignándoles significado y propósito, es decir que solo vemos lo que queremos y podemos ver.

Entendemos como identidad personal el sentido que un individuo da a sus actos, percepciones, motivos e intenciones, es decir que la identidad es una fuente de fortaleza de tipo ideológico que proporciona un sistema de ideas que brinda una imagen del mundo convincente y confiable para el individuo.

Conservar la identidad personal es una necesidad fundamental en los individuos y se lucha hasta la muerte para evitar perder la identidad, de esta manera una persona que considera la idea de dios como parte de su identidad, es decir un creyente en dioses, protegerá esa idea de cualquier cambio, incluso a costa de su vida misma, de esta manera, aunque la realidad no es tan grosera como en el dibujo de las barras, en el improbable caso de que ambos pudieran intercambiar posiciones, resultará que el que ve tres barras seguirá viendo tres y el que ve cuatro, seguirá viendo cuatro barras, debido a que las tres y las cuatro barras forma parte de la identidad de cada persona y aceptar lo contrario es perder la identidad personal, lo cual es inaceptable. Eso explica la dificultad que tienen los creyentes en dioses para desechar su creencia.

Alguien podrá decir que hay creyentes que se han vuelto ateos o viceversa, sin embargo, es menester reconocer que hay personas que perciben el mundo en forma ambigua y por lo tanto poseen una identidad personal igualmente difusa, esos son los llamados agnósticos, cuya identidad es confusa, ambigua y su inseguridad no les permite ver con claridad si lo que perciben son tres o cuatro barras y optan por cualquiera de las dos de acuerdo a las circunstancias.

La conclusión es que no se puede perder la identidad personal cuando esta está en relación a una deidad, divinidad o trascendente, independientemente de que esta identidad esté definida como la de los creyentes y ateos o indefinida como la de los agnósticos. Cada uno mantendrá intacta su identidad personal de ateo, agnóstico o creyente, durante toda su vida.

Saturday, September 29, 2012

LAS CONVICCIONES.

"Los que se dicen “hombres de convicciones” solo son unos miserables prisioneros…las convicciones solo son prisiones del pensamiento."  Federico Nietzsche

Una CREENCIA es la concepción de “algo” que no necesariamente tiene bases lógicas o empíricas, pero que el individuo que la posee la considera verdadera y no siente la necesidad de someterla a prueba. 

Cuando ese “algo” es una IDEA religiosa, ética o política a la que se está fuertemente adherido y se le considera como una verdad indiscutible y por lo tanto una verdad absoluta, entonces la creencia se convierte en una CONVICCIÓN. A nadie se le puede forzar u obligar a aceptar una idea, es la persona misma la que decide adoptar o rechazar una creencia y son sus capacidades intelectuales las que le permiten convertirla en una convicción personal, aunque no sea uno mismo el que origine la idea.

Las convicciones son parte íntima de la identidad de una persona, la conforman y le dan sentido a su vida, al grado de que le produce una insoportable desesperación la simple posibilidad de poder estar equivocado y perder la propia identidad, por esa razón rechaza cualquier intento de explicación susceptible de contrariar su convicción personal.

Cuando una persona convierte su creencia en convicción, en ese momento llega al punto de no retorno y su pensamiento se vuelve dogmático y rígido, es decir que solo su convicción es única y verdadera (dogmatismo) y le es imposible abrir su mente a otras ideas (rigidez). En esa condición, esas personas quedarán encadenadas a sus creencias y convicciones personales y es prácticamente imposible que pueda hacer un cambio y mucho menos desecharlas aun cuando sean convicciones falsas.

“... es imposible que alguien abandone mediante el razonamiento una convicción a la que no ha llegado mediante el razonamiento" Karl Popper

Creencia + Pensamiento Dogmático y Rígido = CONVICCIÓN.
                                       Pensamiento Dogmático y Rígido = FE
                                                Creencia + FE = CONVICCIÓN.

Eso explica el porqué los creyentes, tanto los que creen como los que no creen en dioses, les es imposible desechar su convicción, ya sea la de aceptarlos o la de negarlos y utilizarán todo tipo de falacias e incluso la violencia mortal, a fin de mantener intacta su convicción, convicción a la que llegaron a partir de una creencia.

Tal es el caso de la muerte del embajador de USA Christopher Stevens  en Libia y tres de sus colaboradores, a manos de religiosos fundamentalistas musulmanes por la supuesta ofensa que hace la pésima película “La inocencia de los Musulmanes” a sus creencias religiosas. La historia es testigo de lo que las convicciones religiosas son capaces de hacer (Santa Inquisición, conquista de Mesoamérica, Las Cruzadas, etc.)  "Los hombres nunca hacen el mal tan completa y alegremente como cuando lo hacen por convicción religiosa." Blas Pascal

Friday, September 21, 2012

REIVINDICANDO A LOS ATEOS.


                    En las redes sociales de Internet navegan muchas personas que no creen en dios o niegan la existencia de dios y por esa razón se hacen llamar pomposamente ateos. En principio, la definición de negar la existencia de dios es producto de la manipulación o ignorancia de los diccionarios católicos, como la Real Academia del Español y el no creer en dios solo es la parte negativa de una creencia o llevar la contraria a los que sí creen.              

                     Algunas personas se hacen llamar ateos porque los decepcionó o decantó su dios cuando leyeron la biblia y se dieron cuenta que no tenia sentido o de que su dios era un genocida o ególatra. En realidad son CREYENTES DECEPCIONADOS.

                        Otras personas se hacen llamar ateos porque están resentidos con su dios, porque no les satisfizo alguna petición como por ejemplo una enfermedad o salvar la vida de un ser querido, concluyendo que dios no los ha oído, por lo tanto no existe y por eso se consideran ateos, cuando en realidad son CREYENTES RESENTIDOS.

                        Otras personas se hacen llamar ateos porque fueron expulsados de alguna religión, por haber cometido algún ilícito, como pederastia, sacerdotes que contraen mtrimonio, etc. En realidad son CREYENTES RENEGADOS.

                       Otras personas se hacen llamar ateos por ser gays o lesbianas, los cuales son discriminados por las religiones que los consideran como aberraciones de la naturaleza y dado que su necesidad de tranquilidad emocional no la encuentran en dichas religiones, entonces se hacen llamar ateos. En realidad son CREYENTES HOMOSEXUALES.

                      Otras personas se hacen llamar ateos como los adolescentes y jóvenes, que se rebelan contra la FE impuesta por sus padres y los castigan manifestándose en contra de sus enseñanzas. Solo son IMBERBES INCONFORMES.

                      Finalmente, otras personas que se hacen llamar ateos sin realmente serlos son los agnósticos, quienes no saben si dios existe o no y cuya timidez los hace negarse hasta de sí mismos y en lugar de llamarse agnósticos prefieren llamarse ateos sin realmente serlos. Solo son AGNOSTICOS.

                      Una conducta muy frecuente de estos FALSOS ATEOS y observable en Internet es que al encontrar mayor consuelo en la blasfemia que en la oración, se muestran agresivos y ofensivos contra las religiones y sus dioses, iglesias e incluso contra los adherentes, burlándose de sus creencias.

Un principio inamovible en el que se basan la mayoría de esas personas que ingenuamente se autollaman ateos, es el de afirmar categóricamente que son ateos y a partir de esa postura indeclinable, cualquier comentario o insinuación que atente contra su dogma de fe de que son ateos, la combatirán con uñas y dientes, pero desgraciadamente cayendo incesantemente en falacias lógicas, contradicciones y absurdos. 

                        Vaya entonces la reivindicación al comportamiento del ATEO, el cual dista mucho de lo que esas personas farsantes muestran y que se hacen llamar ateos, confundiendo a la mayoría de la gente que no logran identificar las diferencias enormes entre ambos. 

Wednesday, August 08, 2012

LA ILUSIÓN DE SER ATEO.


Sigmund Freud escribió el libro “El Porvenir de una Ilusión” en el cual hace un análisis de los creyentes y sus creencias en dios y las religiones.
Sin embargo, existen una gran cantidad de personas que fueron devotos creyentes y posteriormente afirman que cambiaron a ateos, es decir que supuestamente sufrieron una conversión, pero que a la hora de explicar su asombroso cambio de creyente a ateo, caen irremediablemente en argumentos inverosímiles, como si fueran creyentes en dioses, por lo tanto, se ajustan perfectamente a El Porvenir de una Ilusión de Freud y la he intitulado La Ilusión de Ser Ateo, es decir que el querer ser ateo “son ilusiones, realizaciones de los deseos mas antiguos y apremiantes de esas personas y el secreto de su fuerza está en la fuerza de estos deseos.” “Una de las características más genuinas de la ilusión es la de tener su punto de partida en deseos humanos de los cuales se deriva.” “calificamos de ilusión una creencia cuando aparece engendrada por el impulso a la satisfacción de un deseo, prescindiendo de su relación con la realidad, del mismo modo que la ilusión prescinde de toda garantía real.

El deseo es un sentimiento que generalmente tiende a oscurecer al razonamiento y esto conlleva a omitir información valiosa y decisiva que se oponga al deseo y es ahí en donde la ilusión de ser ateo se sobrepone y se vuelve impulsiva y obstinada.

Un ateo es una persona bastante razonable, pero una persona que en su pasado fue creyente en dioses y que después se declara ateo, debe explicar y aclarar ese radical cambio, por lo que esa persona que fue creyente y que ahora dice que es ateo, está más que obligado a que sus juicios y opiniones se soporten con los argumentos sólidos y objetivos de un ateo y no en los fundamentos tan pobres de un creyente, como la revelación o los milagros.

Por lo antes dicho es interesante observar a esas personas que tienen una enorme deseo de ser ateos y buscan obsesivamente en videos, libros, canciones, frases de famosos, etc. algo que sea compatible con su ilusión, ya que lo semejante busca lo semejante y al mejor estilo religioso (religar) y dogmático, buscan afanosamente a alguien con ideas semejantes para religarse y rechazan al disímil.

Cualquiera que diga que no cree en dios, que dios no existe, que niegan la existencia de dios, que las religiones son un estorbo para la ciencia, etc. el iluso “ateo” dice: yo soy así, luego, soy ateo y el que me pregunte el porqué soy ateo, entonces ése es “negativo,” “demasiado ilógico,”  “contradictorio”, es un “troll”,  etc.

Una de las características más evidentes de esos que se autollaman ateos es que conocen al revés y al derecho la biblia, las religiones y los dioses, cuando un ateo por su condición de ateo no le interesa esos tópicos.

Las biblias, las religiones y los dioses son irrelevantes, carentes de interés para el ateo. ¿Para qué le sirve a un ateo esa información?

Tales son las limitaciones de los ilusos “ateos” que ni siquiera se dan cuenta que cualquier persona con dos dedos de frente, reconoce la puerilidad de esos “ateitos”.
Saludos cordiales

Sunday, June 24, 2012


RADIOGRAFÍA DE LAS CREENCIAS.
Hay ciertamente dos cosas diferentes, saber y creer que se sabe. La ciencia consiste en saber, en creer que se sabe está la ignorancia. Hipócrates
 
El profesor Phd de la Universidad Ohio State, Jan Nespor, en su libro “El rol de las Creencias en la Práctica de la Enseñanza” considera que una CREENCIA es la concepción de “algo” que no necesariamente tiene bases lógicas o empíricas, pero que el individuo que la posee la considera verdadera y no siente la necesidad de someterla a prueba. Así mismo, cuando se demuestra la certeza o falsedad de una creencia, esta deja de serla y se convierte en un SABER o CONOCIMIENTO el cual debe estar fundamentado en bases lógicas o empíricas, estar sistemáticamente  organizado, cambiar de acuerdo a la razón y la evidencia y estar abierto a la evaluación y al examen crítico.

Es decir que el saber está sujeto a la razón y la prueba, en cambio las creencias están arraigadas en la ignorancia y la pereza mental.

Dadas las limitaciones cognitivas del ser humano, todos necesitamos tener creencias, independientemente de que la creencia se formule en forma positiva o negativa, es decir creer o no creer, por lo tanto todos somos creyentes de “algo”

Cuando ese “algo” es un objeto llamado dios, entonces tenemos los que creen en dios, pero también tenemos a los que no creen en dios y tanto los que creen como los que no creen son creyentes, porque tienen una creencia o concepción de ese “algo” u objeto llamado dios, la cual no tiene bases lógicas o empíricas, pero que ambos la consideran verdadera

Todas las creencias se forman sobre la base de un RITO y este rito se establece exclusivamente en bases anecdóticas. El rito es una sucesión de hechos ordenados e intencionados por personas, pero cuando estos ritos se producen en forma natural y llaman la atención de cierto tipo de personas, entonces se convierte en una superstición o mito.

Por otra parte, la creencia considera la posibilidad de que ese algo sea cierto, pero al mismo tiempo implica también la posibilidad de que ese algo NO sea cierto. Esto es que toda creencia conlleva en sí misma su contrario es decir la NO creencia. En otras palabras una creencia no es una certeza y por lo tanto siempre es una probabilidad de que pueda ser cierta, pero también la probabilidad de que pueda no ser cierta. Cuando ese algo que se considera cierto tiene evidencias o argumentos lógicos y está abierto a la evaluación y al examen critico, entonces y solo entonces ya no es una creencia, sino un saber, es decir una certeza y por lo tanto estará sujeto a la demostración o la prueba.

Por lo anterior, Toda creencia en dios o no creencia en dios caerá necesariamente en la contradicción o en el absurdo cuando se trata de explicar a través de razonamientos lógicos. Esto es que si alguna persona pretende defender con razonamientos lógicos su creencia en dios, terminará cayendo irremediablemente en contradicciones o absurdos, del mismo modo cuando una persona afirma que no cree en dios, también terminará inexorablemente en la contradicción y el absurdo, porque ambos son creyentes y parten de una creencia o no creencia la cual no tiene bases lógicas o empíricas.


En conclusión, tanto los que creen en dios como los que no creen en dios son creyentes y eso explica el porqué esas personas no están dispuestas a poner en la mesa del escrutinio lógico su creencia y cuando lo llegan a hacer se vuelve insoportable el sentir que su creencia se está derrumbando y abandonan molestos la mesa de debate.

Saturday, March 31, 2012

EL SIGLO DE LA RAZÓN


A propósito del reciente “Reason Rally 2012; Mitin de la razón” realizado en la ciudad de Washington, DC, en Estados Unidos de NorteAmérica.
Es interesante observar como el pastor agnóstico Richard Dawkins guía a su manada borreguil por la senda del pseudoateísmo.
Por otra parte, el Siglo de la RAZÓN se puede considerar entre los años 1668 y 1789, es decir que se inicia con la revolución Inglesa y termina con la revolución Francesa, en este periodo surgen una gran cantidad de pensadores como Hume, Kant, Voltaire, Rousseau, Montesquieu, Descartes, Leibniz, Spinoza, Newton, etc.

El lema del Siglo de la Razón fue “TENER EL CORAJE DE SABER” y consideraba que el hombre debía de emerger desde su inmadurez auto-impuesta, la cual tiene sus causas no en la falta de intelecto, sino de la determinación de usar este intelecto sin la guía de otro.

La columna vertebral de este movimiento mundial fue LA LIBERTAD Y LA RAZON y se creía que desde esta plataforma se podría construir un mundo mejor y feliz.

Han transcurrido más de 200 años y hemos crecido enormemente en ciencia y tecnología, sin embargo la gran mayoría de los seres humanos, es decir los CREYENTES siguen guiándose por las fantasías de las religiones o como diría el pintor español Francisco de Goya que le tocó vivir en el Siglo de la Razón “El Sueño del la Razón produce Monstruos”.

Pero ¿Qué fue lo que falló? ¿Por qué los creyentes siguen creyendo en dioses o trascendentes?

No hubo fallo alguno, lo que pasa es que en esa época como en la actual, se pretende ignorar que el ser humano es simplemente un animal, con la diferencia de que es racional, pero animal al fin, es decir que en el fondo lo que mueve al animal racional es también lo emocional. Por lo tanto pretender considerar al ser humano como puramente racional es tan absurdo y aberrante como pretender que un perro o un gato sean racionales.

Saludos cordiales.

Monday, March 26, 2012

EL PORQUÉ SOY ATEO.


Este es el tercer video (Genealogía del Ateo) en el que se explica el porqué de un ateo.
Explica las causas más profundas que hace que una persona sea ateo y nada más que ateo durante toda su vida.


Saludos cordiales.
NOTA: En la parte inferior derecha de esta página se encuentra el control de la música de fondo.
Favor de ponerla en apagado (off) para que no se mezcle el audio del Blog y del video.

Friday, January 27, 2012

Genealogía del Ateo II (video)

Para esas personas que AFIRMAN que son ateos, pero que no saben porqué lo son.
Este es el video número II de esta serie.

Saludos cordiales.
NOTA: En la parte inferior derecha de esta página se encuentra el control de la música de fondo.
Favor de ponerla en apagado (off) para que no se mezcle el audio.