Friday, February 26, 2016

EL ATEO POSITIVO.

La definición etimológica de la palabra ateo conlleva en sí misma una connotación negativa, esto es NO-DIOS, SIN-DIOS o que no tiene dios.
En el periodo de la Grecia antigua y politeísta, los ateos eran tolerados y convivían pacíficamente entre los creyentes con diversidad de dioses, sin embargo en la Grecia clásica, los gobernantes empezaron a ver a los ateos con recelo y como una amenaza que socavaba la estabilidad social.

Cuando nacieron las religiones monoteístas y sobre todo en la época medieval, los ateos fueron perseguidos, torturados, ejecutados y despojados de sus bienes materiales para beneficio de las instituciones religiosas y gobernantes tiranos.

En la actualidad como en la antigüedad, los ateos son una minoría en cualquier sociedad política y sus capacidades intelectuales le permiten entender la necesidad imperiosa que los creyentes tienen de los poderosos dioses y que a la vez esas mismas capacidades intelectuales les permiten entender el porqué los ateos pueden vivir y disfrutar  sus vidas tranquilamente sin dioses, permitiendo eso que los ateos puedan convivir entre los creyentes en paz y prosperidad.

 Sin embargo, a pesar de que la mayoría de las sociedades son democráticas y que se cuenta con una moderna tecnología de comunicación instantánea hacia todo el mundo, se observa que en Internet por ejemplo, navegan una innumerable cantidad de personas que se disfrazan y se hacen llamar ateos sin realmente serlos, estas personas son generalmente creyentes resentidos con su dios o creyentes renegados o expulsados de alguna religión por algún ilícito. También se encuentran entre estos falsos ateos los jóvenes o adolescentes rebeldes contra la educación religiosa impuesta por sus padres e incluso los homosexuales parias o excluidos de la religión por mandato bíblico, así mismo  muchos de estos falsos ateos son los agnósticos que navegan con bandera de ateo ante su indecisa postura.

En realidad, el ATEO genuino es una persona positiva, digno de respeto, tolerancia y merecedor de vivir su vida sin ser molestado.  El ATEO POSITIVO es digno de reconocimiento, ya que vivir esta difícil vida sin dioses poderosos,  protectores y salvadores  es algo que única y exclusivamente los ateos pueden hacer, es como los campeones olímpicos, solamente ellos pueden lograr tales hazañas. Desgraciadamente los FALSOS ATEOS o personas simuladoras que se disfrazan de ateos, le hacen un flaco favor a los ateos con sus fastidiosas posturas anti-teístas, anti-religiosas  y anti-creyentes y lo peor de todo es que las mayorías creyentes los funden y confunden y de verdad creen que son ateos. 
Post a Comment