Thursday, January 30, 2014

DIOS EXISTE Y ES REAL.


                      Cuando una persona piensa, necesariamente piensa en algo y cuando una persona pretende conocer algo, entonces necesita conocer ese algo en el cual piensa y desea conocer. Ese algo que se piensa y se quiere conocer es el objeto, el cual es fundamental para el acto de pensar y conocer.

La palabra objeto deriva del latín objectum y significa lo que está arrojado o yace (iectum) en frente (ob), es decir que el objeto es lo que está en frente o delante de una persona que quiere conocerlo.

Los objetos los podemos dividir en objetos REALES y objetos IDEALES.

Los objetos reales, son temporales es decir cambian en el tiempo y además son causales, esto es tienen  causa, así mismo los podemos subdividir en objetos reales FÍSICOS y objetos reales PSÍQUICOS.

Los objetos físicos o espaciales (extramentales) son como esta silla o aquella mesa, es decir son materiales y ocupan un lugar en el espacio, se pueden ver, tocar y medir.

Por otra parte los objetos psíquicos o no espaciales (mentales), son también reales y producidos  por actos psíquicos  como, las percepciones, los sentimientos, la imaginación, los deseos, los juicios, las emociones (miedo, placer, ira) etc.,  por lo tanto el acto psíquico es real y nada real puede ser imposible, por eso los objetos psíquicos son tan reales y posibles, como el dolor de muelas, el deseo de ser millonario o el temor de morir.
 
Finalmente los objetos ideales solo existen en la mente, son intemporales, esto es no cambian en el tiempo, también son universales es decir que cualquier persona, en cualquier lugar y en cualquier época los pensará exactamente iguales, son ejemplo de objetos ideales las matemáticas,  como el círculo, los números, las raíces, las razones, las proporciones, los cuadrados, los cubos, las diferenciales, las integrales, etc.  También son objetos ideales las Relaciones de cosas como la igualdad, la semejanza, la mitad, etc. y las Esencias como Árbol, perro, caballo, etc. tomados como concepto no como individuos.

En conclusión tenemos tres tipos de objetos, los físicos, los psíquicos y los ideales.
Hago la observación de que cuando utilizo la palabra dios, me referiré al conjunto de todos los dioses habidos y por haber (Zeus, Dios, Alá, Yahvé, Mitra, Tlaloc)
 Po lo anterior, al analizar en qué tipo de objeto caería el objeto dios, podemos decir que  no puede ser un OBJETO REAL FÍSICO, porque entonces podría ser visto, tocado, medido, etc. por cualquier persona o detectado por algún instrumento científico, sin embargo solo los creyentes lo pueden “sentir”.

Tampoco dios puede ser un OBJETO IDEAL, porque si lo fuera entonces existiría en la mente de cualquier persona, creyente, atea o agnóstica en forma perfecta o ideal, lo cual es falso ya que solo los creyentes en dioses lo tiene en su mente en forma necesaria.

Por lo tanto y en consecuencia, dios es un objeto real psíquico, porque de esta manera es tan real para un creyente como un dolor de muelas, además de que cada creyente lo percibirá en forma diferente de acuerdo a sus particulares capacidades intelectuales, esa es la razón por la que existen miles de dioses. Es menester agregar que generalmente los dioses son originados a través de un objeto físico, por ejemplo al contemplar arrobado un cielo estrellado,  los “milagros” etc. y a este dios se le pueden agregar TODOS los atributos y predicados que los creyentes deseen, gusten y manden como omnisciente, omnipresente, omnipotente, etc. eso no le cambiará su condición de OBJETO REAL PSÍQUICO, sino que al contrario, lo reforzará.

Finalmente, los DIOSES viven en los creyentes, viven en su mente y los creyentes lo reconocen abierta y públicamente. En la Red se pueden encontrar una gran cantidad de páginas que así lo establecen, las siguientes son solo algunos ejemplos de las cientos de páginas que existen en Internet: